29 de enero de 2010

Recital por Haití




MUSEO DE LA AUTOMOCIÓN
SALAMANCA
29 DE ENERO DE 2.010

PALABRAS Y MÚSICA PARA HAITÍ

Se escapa,
en un silencio gris
la vida… y yo busco la mano
cuando el último cero se dibuja (Sofía Montero)
en estas cálidas mañanas,
cuando el dolor nos dura
lo que dura el desayuno… (Gloria de Castro)

Y elevo la mirada
para tomar la fuerza
y renacer
en el pecho crucial de un Ave Fénix (Esther Patrocinio)
que acompasa las llamas de sus alas
con agujas de hielo,
hirientes,
en las plumas de pájaros negros
azorados y rotos en el mástil de un velero de lágrimas. (Isaura Díaz)

Me asomo a esas orillas,
tantas orillas de inacabado ruido,
en las que abrevarán
los caballos roídos del absurdo. (Blanca González)

Pido la voz ahora,
vuestra voz,
con fuerza,
a la una, a las dos, a las tres…
porque así debo ver (Marcelino Alonso)
con los ojos nublados
por la lluvia de plumas
y la escuela vacía, (Montse Villar)
como cruje la honda caída de los Cristos del alma (Natividad Gómez)
dejándome indecisa,
con las cartas cerradas,
sin poder elegir
el mensaje de la tinta de sangre
que me llama. (Toño Blázquez)

Y mezo hipnotizada
esas cunas vacías
y escarchadas,
con los dulces de luna
bordados a traición en los embozos (Maribel Domínguez)
y sorprendo a los niños evadidos
con los ojos del viejo,
y con la propia vida abarrotada
de tanta muchedumbre. (José María Sánchez Terrones)

Me acaloro
en el escalofrío
de cada mano pálida,
de cada vida rota, (Julián Martín Martín)
como un niño nonato
o como la alegría de estar vivo en este mismo instante,
en este sitio, (Pepita Sánchez Sousas)
con el tiempo anudado
sobre un campo de rígidas orquídeas
que ha sembrado la muerte. (Soledad Sánchez Mulas)

Lloro de soledad en el olvido,
-estos ojos de luna, siempre luna-
una agonía de tránsito infinito
en un breve intervalo. (Benito González)

Y se me cierra el párpado en la pena,
y acomodo mi alma
en un ínfimo espacio
mientras me asomo,
ahíta,
a este recodo azul de paraíso, (Roxana Sánchez Seijas)
para rezar, cansada,
un Padrenuestro,
tejido entre misiles y el deseo
de que Tu voluntad
se esté haciendo en el viento (Annie Altamirano)
y al fin te llegue
el grito asonetado de una madre
que llora en una plaza
y se desangra
entre piedras doradas. (Verónica Amat)

Pero aquí están, conmigo,
vuestras palabras, todas,
fluyendo como el agua
tan cotidiana y dulce,
para lavar
este dolor, con besos,
besos de mar y lágrimas de beso. (Carlos Blanco Sánchez)


Voz que nombra mi voz
-no me olvidéis-
cuando me tumbe el ansia
bajo un manto de escombro. (Luis Gutiérrez)

En la palabra, juntos,
que no se queden huérfanos
los niños (Ubaldo Rodríguez de la Fuente)
que nos abren la boca
pidiéndonos los versos…

que no se cierren nunca
los labios de un poeta
a golpe de estallido
de flores de canana en la pechera. (María Ángeles Guerrero)

... y en la trastienda
cuatro manos de nata silenciosas,
recogiendo las brillantes monedas
para llevar a Haití nuestras palabras. (Paquita e Irene)

Y la música dijo:

Una cuerda de guitarra
acaricia sin dedos
y sujeta una flor de aceradas espinas con los labios (Luis Mayol)


Había una playa
al final de este mar
de ansiedad (Andrés Sudón)


Piensa en mí, cuando sufras.
Imagina una rosa
esperando asustada
sobre el frescor de una hierba de muerte (Mariaje Galayo)


El reto y el camino serán largos.
El punto de partida:
una hilera de notas,
padre,
versos,
un saxo. (Diego Blázquez)




Gracias a todos.
Soledad Sánchez Mulas

8 comentarios:

  1. Gracias a tí por ser tan generosa de crear un poema con el granito de arena que aportamos cada uno.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sole por este bello poema, por este traje poético hilvanado de palabras recogidas, a ritmo de latidos, ayer noche, por una buena causa. Eres especial, eres grande.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Que cada palabra de tan bello poema sea un soplo de vida recuperada después de la tragedia.
    Gracias, Sole, por tan magnífica idea y por toda tu poesía: toda.
    Que pases un feliz día con la entrega del I Premio de Poesía BÚCARO. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Si hubiera más crónicas como ésta, algunos lectores se darían mejor cuenta de la esencia de ciertos acontecimientos y de la grandeza de muchos corazones.

    ResponderEliminar
  5. De lo mejor de cada poeta se tejen sueños certeros y cristalinos, como éste.
    Tan generosa eres, tan entregada, tan poetisa, bordadora de palabras y versos.
    Emotivo, doloroso como la ocasión que nos atraviesa el alma.
    Besazos, querida Soledad.

    ResponderEliminar
  6. No me cabe duda de que él recital fue un éxito.

    Gracia spor el regalo de estos versos colectivos, sentidos y preciosos.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Gracias Sole, en esos bellos versos has unido el espiritu y el sentir de todos nosotros.
    Bonito recuerdo nos queda.
    Bss Nati

    ResponderEliminar
  8. Soledad.
    Has hecho una obra de arte con las menciones. La causa lo merece, y tú, eres única.
    Un beso.

    ResponderEliminar